06 enero 2008

Little screamo, little excremento

Marbellí, no marbellesa. Qué osadía la tuya... Supongo que, aún bajo los efectos de la ingesta de alcohol de mala calidad de estas fiestas, tu entrada ha sido un error. Me resulta imposible pensar en que estuvieses en tu sano juicio al escribir esos disparates del final...
Por un momento has debido olvidar el tamaño de mis abultados músculos, mi letal agilidad felina así como mi especial inclinación a la pelea callejera. Si a esto sumamos mi mala leche habitual el resultado es terrorífico: dolor, decenas de metros de vendas y litros de mercromina.
Mi generosidad musical, por otro lado, se verá reducida a Hombres G y Operación Truño.
De Marbella ni me hables que he llegado hace 2 horas... 5 euros el paquete de tabaco, anoche un menú en un restaurante 125 pavos...
Esperando que me hagas la pelota, un abrazo

1 comentario:

Dhavar y punto dijo...

Aparte de someter a Little Screamo a una merecida dieta de "razonables correcciones", observo cambios sustanciales en el título de este Blog...