23 septiembre 2008

Horripilantes recuerdos veraniegos. 2ª Parte

Perdoooooooooon
¿ Cuántas veces nos piden perdón por bolazos, golpes de disco volador, pisotones, encontronazos por culpa de estos dos artefactos diabólicos ? También me pregunto por qué siempre juegan con estas armas de playa los más negados para esta actividad, en especial los del disco volador con su típico lanzamiento, ese llamado: " A quien Dios se la de, San Pedro se la bendiga". Deberían ser prohibidos sobre todo a la hora de la siesta. Ese sonidito de las palas es... para matar a alguien.

Para las reales (y horteras) posaderas


Cómo ha evolucionado la sillita de playa. Las primeras de la foto siguen de rabiosa actualidad en ciertas playas gaditanas, ovetenses y malagueñas. Es como ver " Cuéntame...." pero en directo. Algunos, los más rodados en el dominguerismo playero, llevan consigo a la abuela vestida de negro para ponerla a la sombra. Para mí que la abuela está momificada, es un extra como la nevera o la sandia...

Extras sonrojantes
Barbacoa, nevera, musiquita... son cosas que le hacen sentirse en casa. Esa barbacoa que arruinará el día de playa a los vecinos hacia los que vaya el viento. Sólo puedes pedir a Dios que no sean sardinas lo que van a asar... Si lo son, date por muerto, el olorcillo te durará dos días (casi lo mismo que cuando vas a un restaurante chino y sales con ese característico olor a fritanga que te acompaña todo el día). A los de la música los "eutanasiaba" ahí mismo.

Evoluciones

¿ I+D ? Este es el campo donde la investigación no cesa. La tecnología al servicio del dominguero playero. La maletita isotérmica con vajilla y tal... la verdad es que mola un huevo. Y la tumbona para leer resuelve infinidad de molestias pero... hay que tener cojones para usar estos artefactos en playas donde uno mantiene cierta imagen...

Como en casa

A alguno sólo les falta llevar el marco de fotos del churumbel jurando bandera o de la niña en la primera (y última) comunión. El calendario de la Virgen local y el aparador del salón también caben en estas construcciones playeras. Auténticos apartamentos gratis total. Estando en Cadiz había fines de semana con tal nivel de tiendas de campaña, tenderetes y chambaos en la playa que era necesario el nombramiento de un presidente de la comunidad de vecinos para organizarse... Estos amantes de la playa no lo son tanto visto el nivel de basura que dejan por donde pasan. Vamos, que con todas las gilipolleces que llevan ... ¿ no les cabían unas bolsitas de basura ? Guarros.

El "como-molo-con-mi-barco" tocapelotas


Muy extendido últimamente. Los poseedores de ciertas lanchitas y barcos deciden ir a comer al chiringuito de la playa. No disponer de lancha auxiliar es un problema pero no tener ganas de nadar ( o no saber hacerlo) es un problema mayor aun. Deciden pasarse por el arco del triunfo las normativas , leyes, que no les permiten aproximarse a la playa con su flamante lancha. Afortunadamente casi siempre alguno de los invitados a bordo hace una demostración de torpeza a la hora de bajar y llegar a la playa. Una señora y un torpe siempre o se caen o se empapan con lo que el cabreo del respetable disminuye. Las miradas con cachondeito en el chiringuito hacen que la estancia de los torpes sea casi un suplicio... Qué se jodan.

Resumen: no dudo que estén muy cómodos (hay veces que hasta los miro con cierta envidia) con su bebida fresca y su papeo en tuppers. A mi eso mismo me está costando un testículo en el chiringuito... pero, coño, la imagen es la imagen. Es como si, pasados los cuarenta, voy de super relaciones públicas molón en discoteca de moda y al sacar algo del bolsillo se me cae el bono-metro... pues como que no mola. Ni siquiera en Los Ángeles, California, que no me conocía nadie fui capaz de estar con mi familia adoptiva americana sentado en una manta en la playa con neveras y papeo sin sonrojarme. Bueno, de hecho, estaba en una esquinita de nada y , a pesar de todo, se me cortó la digestión del mal rato que pasé...
Gracias a Dios... se acabó el verano, el ver-ano-rmales en la playa.

12 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Esto sí que ha sido un buen repaso, estoy totalmente de acuerdo contigo. Hay que tener pelotas para comer en la playa, como la arena sea tan fina como en Ferrol puedes terminar comiéndote la playa y eso de tocar la arena está muy mal visto por los nacionalistas.
La tienda de la imagen me recuerda a la de los Morancos, nada mejor que ellos representando la ordinariez.
Saludos y descansa, ya acabo el ver-ano-rmales en la playa, jajajajaja.

Leznari dijo...

Jejejejej Caco, ya volviste....y vienes con las pilas cargadas recordando el veranito, aunque haya como en todos los sitios horteras....que en vez de ir a dar una bañito se instalan como en su propia casa, y no les importa si incomondan a los que estan a su lado.
Saluditos calidos.
LEZ

Mary White dijo...

Qué bueno Caco!!! Te has superado con diferencia. Solamente una cosa... este conocimiento profundo del tema indica cierta asiduidad en playas "sospechosas", jejeje... ¿No serías tu el morenazo del tanga atigrado? ¿y para cuando un pase de bañadores "cool" ?

Schwan dijo...

Estos martirios de libre eleccion veraniegos son buenísimos, Caco. Te han quedado geniales.

Pero ésto siempre supone una acto de superación de uno mismo. A ver si no se requiere un ejercicio de la voluntad enorme el no matar al que asa las sardinas a tu lado.

Vamos, mucho más que dominar el hambre, dominar el instinto del sexo o sacar unas oposiciones a notaría.

Alatriste dijo...

Se te ha olvidado cuando todas las tipas de estas "happy families" se ponen en topless. ¡Que terrorífico espectáculo!

Bowman dijo...

Opino como Mary White. Tanto trabajo de campo e investigación empieza a parecer una excusa tan vana como la de los que van al Peepshow, dicen, sólo a echar unas risas viendo las caras de los mirones
;-)

En fin, como campista, me siento idenficado en parte con algunos elementos (sillas clásicas sencillitas, mesa plegable de alumnio, nevera...) pero ten por seguro que, si pudiera, haría los mismos viajes en hoteles de 5 estrellas. Eso sí, yo llevo una tienda de campaña más decente... ¡y no a la playa! :)

A los capullos de las barquitas (y las motos de agua) les colocaría una buena ración de minas.

Hay cosas aún peores en las playas de Benibronx (por donde afortunadamente, hace años que no tengo obligación de ir). Así que te recomiendo hacer allí más trabajo de campo. Decenas de señoras muuuuy mayores, como uvitas pasas, haciendo top-less que tal parece un concurso de huevos fritos quemados. ¡Una oda al atentado paisajístico! (y la cura definitiva para el priapismo). Maquilladas con más pintura que un fresco de Goya, y cargadas además con toneladas de oro (cadenas, anillos, pendientes y otros abalorios). ¿Pero no vas a bañarte? ¿Para que te pintas así y te cargas de quincalla? Así te hundes al fondo, fijo.
Tambien sueltan la excusita de que hay robos en los apartamentos y que, por eso, se lo llevan todo a la playa.

Seguiría contándote como por la tarde podías encontrar a las mismas en el bingo gastándose hasta 80000 pesetas diarias (¡ochenta mil!), vestidas como jóvenes hetairas (pero con las mismas toneladas de quincalla que harían palidecer a Mr. T)... pero no quiero secuestrar tu serie.

Espero que te repongas pronto (colirio en vena, sugiero)

Caco dijo...

El top-less puede llegar a ser un arma de destrucción masiva cuando la que saca a pasear las "gomas" es la oronda madre de familia. Qué decir de la abuela y sus "calcetines con pesetas"... De puñalada pero, además, trapera.

Leznari dijo...

Me tomo la libertad de contestar a Bow, espero que no te importe Caco jejejej. No hace falta desplazarse hasta Benibronx, ya existe en cualquiera que vayas, o bien dejas que te entre una tremenda torticulis para no ver semejante panorama o te aguantas miras al horizonte y te evitas contracturas.
Saluditos.
LEZ

Fair Lady dijo...

Juajuajua Caco, creo que más de uno hemos pasado por esas experiencias, sobre todo de pequeños.

Me acuerdo cuando iba con mis padres a las playas de Málaga, es todo cierto, hasta a mi abuela la empaquetábamos y ni que decir del pobre perro todo el puñetero día debajo de la sombrilla y de arena hasta las trancas, empezaba a sacudirse y a tomar por saco la comida, a ver quién se comía la tortilla con arenilla!! Uff, menos mal que pertenece al pasado, desde luego aprendí a no seguir jamás esas costumbres, menuda horterada.

Me quedo con el barquito, eso sí, en un buen amarre en el puerto deportivo, jejeje

Besitos

ICE MAN dijo...

Jodo que recuerdos de los veraneos en Benidorm, jajajajajaja.....veo que nada ha cambiado, los anormales nacen, crecen y se reproducen...jajaja


un saludo

Caco dijo...

Ice-man: Y se ponen a jugar a las putas palas... Dios, qué perra me he cogido con las palas....

ICE MAN dijo...

jajajaja.......y que me dices de los que se ponen a jugar al futbol-playa!!