11 enero 2009

- Cosas de familia: el sueño profundo, profundísimo

Se puede tener el sueño profundo, venga, vale, pero... ¿tanto como para no enterarte de que tienes un adosado y, además, con la taladradora en marcha? Ay, estos ecuatorianos qué raritos son...

3 comentarios:

Mary White dijo...

No sé, Caco... yo que tú tendría cuidado cuando caigas profundo... mira bien quién tienes al lado :))

Caballero ZP dijo...

Joder Caco como para dormir al lado de uno, yo si viajo en tren lo haré en coche cama, ¡no vaya a ser que en literas corra peligro!
Saludo

Miss Perseidas dijo...

Hola,

A mi lo que me gusta es el suricata.

Estos chicos de america del sur, es que, a veces, le dan al drinking más de lo que pueden y, o acaban a hostias, o tirándose al "primo", que también, si se dejó taladrar, ¿es que llevaba la misma turca...? qui lo sá