18 febrero 2010

. Receta para un pacto de facto con impacto pero sin tacto. Entre pillos anda el juego

Vamos a ver si lo entiendo. Como debo ser algo limitado y pensando que exista alguien que tampoco lo tenga muy claro lo pondré a modo de receta. 
Receta para lograr un pacto por el empleo ...

GILIACUERDO LABORAL BRASEADO CON DECONSTRUCCIÓN DE EMPLEO Y PATATAS, CÓMO NO, A LO POBRE
1.) Ingredientes
  a-  Dos pájaros de cuidado: dos vivales mantenidos que no representan más que a un 10% de los trabajadores (la mayoría del "durísimo"sector de la Administración) aunque ellos piensen que representan a todos los españoles y.. que coño, a todos los del mundo mundial. Frescos, fresquísimos. Se procederá a limpiarlos quitando primero las callosidades que tienen en el culo por estar sentados tocándose los cojones en vez de trabajar. Después se les da de alta en cualquier mina asturiana para que retomen contacto con el mundo laboral. Cortar la mano cóncava deformada de tanto poner el cazo. Limpiar las babas teniéndolos a remojo.
b-  Un chorizo: un representante de los empresarios que no paga 7 meses a sus empleados (3 Kilos) no paga a Hacienda (19 Kilos) , mete un pufo de 230 kilos en Marsans, ahora le demandan por otros 40 en Inca y, mientras tanto, este pasado verano se compra un avión privado, un Ferrari...
Ha de macerarse teniéndolo entre ayudas de Zp para que esté bien tierno en las negociaciones con los jetas de los fraudes de los Cursos de Formación.
c-  Añadimos un ingrediente que ni pincha ni corta. Un poco como el laurel que si no lo pones no pasa nada. Ofrece tabaco y sirve los cafés. Destino habitual de la gente honrada en política. Además de tenerle ganas la pareja de caraduras también tiene a Golferrán como enemigo. Curioso, casi nadie sabe su nombre. Pobre Jesús Bárcenas ( Bar y cenas para los amigos a causa de los tiempos de espera para poder entrar en las reuniones )
2.) Preparación
Se mete en un despacho a Toco Motxo, Cándido Mendaz y Golferrán y después de descojonarse del Código Penal y contar sus 6 millones de euros por barba ( léase baba) de subvención escuchan a Mendaz cómo relata sus fines de semana viendo el fútbol con Zp y asesorándole en el manejo de la economía española (Mendaz, a todo esto, siempre hablando con frases cortas y párrafos breves, no da para más...)
A la media hora se deja pasar al pobre Bárcenas. Hay que decir en su contra que está un poquito feo pero es que es el único que no es fresco aquí.
Se los encierra durante ratitos sueltos durante un año y, al final, hacen... hacen... lo que diga Zapatero. Es decir: nada. O algo chungo que para el caso... Ah, y si vemos que queda soso le ponemos una putita de Bourbón y Bourbón, etiqueta roja, claro (puede ser en porrón o en gorrón, según  su disgusto). Uy, perdón, una puntita. En que estaría yo pensando
 Foto del resultado de la preparación 

2 comentarios:

PAZ dijo...

ESTO LO TENGO QUE COMPARTIR....

Sigo por las ramas dijo...

Y si la foto falla, se pixela.