16 junio 2009

- El armario lo han llenado las madres. El culo multitarea


Nunca se toca el tema de la responsabilidades maternas. Bronca - bronca - bronca... Hay un reproche que no puedo callar por más tiempo: si el armario está lleno, si hay mucho gay, es gracias a la colaboración de las madres de los 70's. Ellas y sus "cuidados"... Desde muy tierna edad nuestro culo, portapedos, bulla, pompis... etc es utilizado sin descanso como vía de entrada, cuadro de comprobación, diana, e incluso como muelle del que salen expediciones en busca de lombrices.








El ter
mómetro: esa fijación por comprobar la fiebre ensartando a la criatura muestra cierto trastorno que tendría que haber sido estudiado... en la Universidad de La Brochette porque más o menos es lo que hacían, brocheta de niño. Si, además, el pobre chaval era propenso a estar pachucho... chungo. Se acostumbraría a tener el túnel ocupado y su futuro estaría marcado (no con una X sino con una Z de Zerolo, como homenaje...) Coño si con el termómetro puesto más que un niño parecíamos un polo, el Camy-Chavalín... No conviene olvidar, sin embargo, que podría haber sido peor... En vez de algo estilizado como los termómetros de antes bien podía haber sido algo menos estudiado como esto


El supositorio


Pieza básica en la tortura infantil. Pero, coño, ¿ no hay ot
ra manera de hacer tomar los medicamentos que no sea por el culo ? Esos entrañables retortijones, pompas a punto de salir volando y demás efectos secundarios son inhumanos.
Además, implícitamente, el médico lo que nos dice es que nos vayamos a tomar por el culo ( las medicinas, claro ). Esta costumbre de tomar por ahí puede seguir siendo usada para siempre como algo adquirido de las mamás y tal y tal...
Tampoco habría que protestar mucho porque podía haber sido peor, mucho peor... Abajo muestro un supositorio medieval encontrado cerca de la sede del Ministerio de Industria:

Las Inyecciones:


Cómo nos ponían el culo... Las cajas de hierro y calcio que me habrán puesto... más pinchazos que Janis Joplin... Otra vez el culo. Usado como una diana, en este caso di-ano. Pero como he dicho antes... podía haber sido peor:


De las expediciones a la búsqueda de lombrices también han salido muchos de los integrantes del colectivo gay. Este punto lo paso por alto porque cualquier cosa que pueda decir va a ser una cerdada, algo repugnante. No hay manera de salvarlo. Tan solo una pregunta: las lombrices eran producidas, en teoría, por los dulces pero... ¿ sólo cuando eres niño ? Juraría que de mayor no es así. Todas mis amigas devoran dulce y no las veo darle al rascado de cuerda de tanga... ¿ Pufo materno ? ¿ Leyenda urbana ?

Hala, madres, mirad la que habéis liado. Creasteis el culo multi-tarea, lograsteis que la Way-out se convirtiese en Way In. Siempre aprovechando cualquier rinconcito (hasta el filipino), qué apañadas...

No pretendo ofender, no tengo nada contra nadie (quitando banqueros, sindicatos, ZP, Pepe Blanco, la de ponerse tetas, el Barsa, la morería, Arenas, Fraga, Soraya, Alcobendas, Cuenca..... etc)



4 comentarios:

CARLOS dijo...

Caco te comunico que te he elegido para el Premio Blog Dorado, Enhorabuena, en mi blog están las instrucciones a seguir.

Caco dijo...

Gracias, paso de inmediato

Airblue dijo...

Hace tiempo que no paso por aquí, pero chaval¡ha merecido la pena!, yo que llevo meses padeciendo la ansiedad más ansiosa que conozco, me he reido un montón con tu ingeniosa entrada. Lo malo es que llevas toda la razón, solo permíteme un apunte: las lombrices salen por tomar verduras mal lavadas. La leyenda del azúcar es, eso, una leyenda de madres.

Un saludo Caco.

Anónimo dijo...

Hi,

I like your website and want to share software that helps you rank #1 in Google for your keyword. It's 100% FREE!! To try for 14 days! Don't take my word for it, visit the website watch the videos and try the software yourself and see tons of traffic coming to your websites to start making a ton of cash online!

http://senukextrial.com